DEPRESIÓN

“Añorar el pasado, es como correr tras el viento”. 

Proverbio Ruso.

Trastornos depresivos

Cuando añoramos tiempos pasados, personas o etapas pasadas, de forma que están presentes una gran parte del día, se corre el riesgo de que nuestro estado de ánimo vaya decayendo poco a poco. Otra veces podemos sumergirnos en un trastorno depresivo de forma brusca e intensa.

Nuestros pensamientos son negativos y no hay forma de sentir placer en las actividades diarias, de manera que la tristeza, las ganas de llorar y de no hacer nada son los síntomas que predominan, así como el sentirse muchas veces culpable y sin esperanza.

También el insomnio y la pérdida de apetito van deteriorando nuestra salud física que en forma de bucle va minando más el estado depresivo. A veces veces cursa con ansiedad y se come compulsivamente, aumentando el peso significativamente.

La terapia cognitivo-conductual es muy efectiva también para la Depresión, ya que utiliza técnicas de probada eficacia. El psicólogo/a, sirve de guía para poder levantar el ánimo y volver a recuperar el buen ánimo.