Publicado por Teresa - el 24/07/2017 - Archivado en Bienestar y estabilidad emocional - 0 Comments

aeropuerto

Hoy, subida a bordo de un A-319B con destino a Viena, no he podido resistirme a volver a disfrutar del placer que siento cuando me llevan de un lugar a otro, "por encima del bien y del mal", como decía mi tía cuando se sentía muy feliz, hoy me siento así.

Un enorme placer, porque no he ocuparme de nada y puedo hacer lo que me venga en gana, desde luego teniendo en cuenta que el espacio, es el que es, pero más que suficiente para sentir y disfrutar. Y que mejor, sentir, que hacer. Esto lo he aprendido no hace mucho tiempo, teniendo en cuenta que ya tengo unos años por delante en este transcurrir de la vida y cada vez más intento aplicar esta filosofía de vida. Nada de pensar en que he hecho o haré. ¡Ni hablar!, voy a permitirme y a regalarme estar conmigo y con el universo.

cabina pasajeros

Así que comienzo parte de mi experiencia del día, por percatarme de lo contenta que estoy de gozar una vez más de esta experiencia. Ante este sentimiento, se abre un mundo de otra dimensión... Observo la cabina de pasajeros con objetos y detalles que en otras ocasiones me pasan inadvertidos. Miro, me recreo en cada detalle y respiro. Sí, esta función fisiológica que no cesa nunca mientras vivimos, pero que casi pasa inadvertida.

Respiro profundamente...en una actitud de principiante como quien se sube por primera vez a un avión. Cada vuelo es diferente, ventana, pasillo...las personas, el cielo, el propio avión. Yo también estoy distinta, y eso me provoca ilusión. Además, algo en mí me dice que esta experiencia la puedo compartir.

El avión sigue los principios de la física aeronáutica y cada instrumento y movimiento es controlado por los pilotos. Demasiado complicado para entretenerse a pensar en ello. Volar, sentir que vuelas, eso sí que puedo aprovecharlo y es una experiencia muy particular. No obstante, puede que para algunos/as volar no sea una actividad placentera. Por este motivo, y dado que sabemos que el miedo es aprendido, deseo transmitir que es posible vivenciar el volar de una manera positiva.

vista aérea

A 36.000 pies de altura podemos percibir lo grandes y a la vez lo diminutos que somos. Experimentar la coexistencia de tu cuerpo y tu mente sincronizados en el presente. Como decía al principio, solamente observar, describir, sentir. Nada que juzgar, tan solo dejarte llevar... Es agotador controlar tu vida en todos los aspectos.

En cambio, centrarte en la funcionalidad, en el momento del aquí y el ahora, es rentable y eficaz, así como poder vivir relajado/a y permitirte ser feliz. Aceptar que estás aquí o allí, pero que estás y te asombras de los cientos de posibilidades que tienes para ocuparte de ti y de todo lo que te rodea en ese momento.

nubes

Ya a velocidad de crucero, mientras miro las nubes, tan espectaculares, blancas y esponjosas, llega la comida, y decido ampliar mi experiencia con nuevos sabores y olores.

Al volver a mirar por la ventana percibo nuevamente el sonido monótono de los motores, que pasaba completamente inadvertido mientras escribía estas líneas.

Con un escenario de cielo grisáceo más cerca del destino, pienso que igual llueve en Viena. Sin embargo, me obligo a volver al aquí y el ahora, concentrando mis sentidos en lo que veo y siento. La atmósfera es distinta, pero sigue fascinándome, porque tengo la paz que da el estar.

Un poco más tarde y con el cielo ya casi oscuro, puedo ver los Alpes a mis pies y,...sigo respirando.

Es posible reaprender a volar sin miedo. Incluso que puedas ir allá donde el corazón te lleve y quieras estar o, que te regales como yo, sentirte como una nanopartícula en el universo y al mismo tiempo inmensamente feliz.

Te dejo un vídeo de mi canal sobre el miedo a volar, para que tengas más información si vuelas con mucha ansiedad o si evitas hacerlo.

Todo es posible cuando se sabe cómo y se tienen las herramientas necesarias, y por supuesto tienes la suficiente motivación para querer superar el miedo.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y contenidos.    Más información
Privacidad