TeresaPublicado por Teresa - el 22/09/2017 - Archivado en Miedo y ansiedad - 0 Comments

conducir

Estamos ante unos niveles de contaminación que nos preocupan y queremos evitarlo. Pero una cosa es que dejes de coger el coche por cuestiones de sostenibilidad y otras por no poder hacerlo, como en el caso de Elena y de Roberto, dos ejemplos de Amaxofobia.

Cada mañana cuando el marido de Elena la lleva a su trabajo, ésta se siente en parte aliviada y en parte culpable. Le gustaba conducir y no tuvo ningún incidente ni problema.

Durante unos cinco años ha conducido más o menos cómoda hasta que tuvo que coger la baja por estrés laboral. Después de medio año sin la obligación de conducir, ya que en su localidad lo tiene todo a mano, al tener que incorporarse de nuevo, comenzó a sentir pánico.  Elena, hacía el trayecto de su domicilio a su empresa situada en un polígono a media hora de camino cada día y se desplazaba como comercial para visitar a los clientes. Ahora se ve impotente ante el hecho de volver a conducir.

Roberto, sin embargo, tuvo un accidente de coche hace tres años, en el que murieron dos de sus mejores amigos y desde entonces no se ha atrevido a conducir.

 

¿Qué les sucede?

 

La Amaxofobia, o miedo a conducir, procede del griego amaxos “carruaje” y fobos “pánico”.

Es una fobia específica, de carácter situacional que consiste en experimentar síntomas intensos de ansiedad antes y durante la conducción.

No hace falta haber sufrido un siniestro de tráfico, sino que la vulnerabilidad biológica sumada al estrés de cualquier tipo, pueden precipitar también en un momento determinado esta fobia.

Es más frecuente en mujeres que en hombres, es un miedo universal y no está asociado a un nivel sociocultural y económico determinado.

conducir ciudad

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Cuando el miedo es muy intenso, se suelen tener síntomas físicos como palpitaciones, sudoración, mareo, temblores…, pensamientos negativos relacionados con tener un accidente, chocar, perder el control o que otros se me echen encima…, y conductas de evitación a coger el coche, y si se conduce, se vive con gran tensión y preocupación pudiendo evitar además ciertas vías o lugares.

 

¿Por qué yo?

Existe una vulnerabilidad biológica (predisposición genética a ser temerosos) asociada a factores ambientales (estrés, problemas, etc.) que tras un incidente crítico (despido, ascenso, divorcio, enfermedad u operación, accidente de tráfico, etc.), se le suma la vulnerabilidad psicológica (¿y si tengo un accidente?), pudiendo desarrollar así esta fobia. Otras personas en la misma situación no llegan a experimentar síntomas intensos, sino un ligero temor que no les impide conducir.

¿Cómo resolverlo?

En primer lugar, no tener vergüenza en admitir este problema, acudiendo a un profesional de la psicología que trate estas fobias.

El abordaje pasa por explicar en qué consiste la ansiedad, mediante psicoeducación, y los factores que intervienen.

Incidiremos en los pensamientos de vulnerabilidad de la persona, y en las emociones asociadas, para ver la relación que tienen con el comportamiento inseguro o nervioso.

La manera más eficaz para tratar el miedo, es afrontarlo, exponiéndose a las situaciones temidas y a la activación fisiológica. A través de la Realidad Virtual de Psious, se expone a la persona todas las veces que sea necesario, de forma gradual, hasta que se habitúe y tolere conducir en un amplio abanico de situaciones.

En las autoescuelas se refuerzan las habilidades de conducción, así que, si te encuentras inseguro/a porque te falta pericia, te recomiendo que acudas a ellas. Sin embargo, al ser las creencias y los pensamientos los que en definitiva alimentan la ansiedad, el tratamiento psicológico en los casos de amaxofobia es muy recomendable. Muchas veces lo complementaremos en los casos de temperamento ansioso o temeroso mejorando el estilo de afrontar la vida y la ansiedad generalizada.

Hay personas que conducían y tras un periodo prolongado de no hacerlo, se sienten inseguras al volver a conducir. Sin embargo, no presentan sintomatología ansiosa y necesitan simplemente volver a hacer prácticas en una autoescuela.

 

 

 

 

 

Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies